Desde 1970

Pasado, presente y futuro de Discoplay

Discoplay fue fundada en Madrid por Emilio Cañil en 1970. Nació como una tienda de discos en la vieja galería comercial Los Sótanos de la Gran Vía madrileña, pero con los años fue evolucionando hasta convertirse en mucho más que un simple negocio discográfico. A través de su célebre Boletín Informativo Discoplay (BID) se convirtió en una extraordinaria empresa de divulgación cultural que acercó las últimas tendencias musicales a todos los rincones de España. Varias generaciones de españoles expandieron su cultura musical devorando las páginas de su boletín y recorriendo los pasillos de sus tiendas.

Las tiendas en España.

Discoplay fue la empresa pionera de la venta por catálogo en España. El BID se envió cada mes, ininterrumpidamente durante 37 años y de manera gratuita. En sus años dorados alcanzó una tirada de un millón y medio de ejemplares mensuales y llegó a registrar más de 18.000 pedidos diarios de discos.

Además de abrir varias tiendas en España, con la inauguración de su local en Moscú, en 1992, se convirtió en la primera tienda de discos occidental y la primera empresa española en abrir una tienda en la Rusia post-comunista. Dado que, por aquel entonces, el rublo no tenía ningún valor fuera de Rusia, se estableció un sistema de intercambio por el cual los rublos obtenidos se destinaban a la compra de instrumentos musicales rusos, que a su vez se enviaban a España para su venta.

Recorte de la revista Billboard.

La tienda en Moscú y sus primeros clientes.

Discoplay no sólo vendió discos. Entre las cientos de miles de referencias ofertadas a lo largo de los años podían encontrase libros, películas, videojuegos, camisetas, pósters, y hasta aviones teledirigidos. También fue la primera empresa española en apostar por la venta de entradas de conciertos a través de un canal distinto a las taquillas, algo que hoy resulta tan natural, como impensable era en su día.

Entradas y merchandising de la gira europea de los Rolling Stones de 1990.

Discoplay arriesgó apoyando valiosos proyectos «huérfanos» de padrino: editó el catálogo musical del mítico sello Folkways Records y publicó libros tan variados como la biografía de Brian Epstein, una antología de poemas inéditos de Gloria Fuertes, apreciadas reproducciones facsímiles de libros antiguos, o una serie de escritos que reflejaban los pensamientos de Garry Kaspárov, con quien además se asoció en proyectos ajedrecísticos.

En una época en la que los patrocinios eran territorio exclusivo de grandes corporaciones, Discoplay apoyó actividades tan variadas como un certamen de cortometrajes españoles, un equipo de ajedrez varias veces campeón de España o la primera ascensión a un «ochomil» del Club Peñalara (Real Sociedad Española de Alpinismo).

Catálogo de Folkways Records.

En 2007, consolidado el cambio de paradigma de los canales de información y de la venta a distancia, Discoplay dejó de enviar boletines, clausurando así un ciclo de décadas de actividad.

Pero gracias al apoyo incondicional de sus clientes su espíritu nunca se apagó definitivamente.

Tras un periodo de reestructuración y de pequeñas pruebas, en 2013, nace Bibliostock.com, con la misma vocación de servicio pero dedicada exclusivamente a la venta de libros y cómics con grandes descuentos. Un modelo original y con entidad propia que tras cuatro años de vida ya se ha consolidado como web de referencia para muchos amantes de la letra impresa.

La recepción de esta iniciativa por parte de los clientes de Discoplay fue entusiasta, y sirvió de motivación para proyectar el siguiente paso en la recuperación del ADN de Discoplay: la música. Tras varios años de preparación, en noviembre de 2017, se alía con High C Music, productora de conciertos con actividad en España y EEUU,  para la promoción del espectáculo “Música de Cine: Homenaje a John Williams” en el Teatro Real, en el que Lucas Vidal (ganador de un premio Emmy y dos Goya) dirigirá el debut de la Discoplay Symphony Orchestra, una nueva iniciativa sinfónica especializada en bandas sonoras, creada para reunir a algunos de los mejores músicos de orquesta del panorama nacional.

 

Hoy, medio siglo después de aquella pequeña tienda de la Gran Vía, la llama de Discoplay sigue iluminando diversas actividades creativas. En su horizonte, un imposible, la vuelta de Discoplay tal y como la conocimos. A su favor, la tremenda fuerza de sus clientes y colaboradores.

«Sin prisa, sin pausa… como la estrella»   -Goethe-

Revive aquí todos los boletines de Discoplay…

…Y no dudes en compartir tus recuerdos y comentarios.

próximo puesto

84 Comentarios

  1. Desde 1982 noviembre 19, 2017

    Recuerdo como llegaba el boletín BID con verdadera ilusión cada mes. Compraba discos del Aviador Dro y de algunos grupos de la movida madrileña que a mi me gustaba. Yo en 1982 tenia 12 años cuando me suscribí a Discoplay. Desde entonces y hasta ahora con Bibliostock, sigo con vosotros.

  2. Mi primera compra noviembre 23, 2017

    Mi primera compra en el BID de Discoplay fue el LP “London 0 Hull 4” The Housemartins. Corría el año 1986.

  3. En el recuerdo... noviembre 23, 2017

    Muchos vinilos de mi amplia coleccion de discos fueron comprados en Discoplay. Esperaba impaciente tanto la llegada del BID a mi buzón como el aviso del cartero para recoger los pedidos. Algunos de mis discos conservan el plastico protector que ponía “discoplay”. A veces comprabamos entre varios amigos para ahorrar en gasyos de envío y repartíamos los artículos como si de los reyes magos se tratase… Mikes de recuerdos y todos bonitos… Gracias Discoplay por tan gratos y buenos momentos!!!

    • PPK enero 23, 2018

      No sé quién eres, pero me has robado mis recuerdos. Exactamente igual. Mi primer disco, “George Harrison” del mismo autor. AÑO 82.

  4. Andrés (Discoplayero desde 1989...) noviembre 23, 2017

    Conocí la revista por mi hermano mayor, el cual me hizo suscriptor. Nunca olvidaré mi primer pedido, fue el lp d Europe “Out Of This World” y el single de remixes de George Michael, “Monkey”. Recuerdo como esperaba a veces ilusionado al cartero para recibir el nuevo Discoplay del mes con muchas novedades y discos muy rebajados de precios; a pesar de que marcaba siempre un montón con boligrafo o rotulador, es evidente que como el catálogo tenía un tiempo caduco de tres meses, luego no los compraba todos.

    Me desilusionó mucho que mi último pedido nunca me llegó, porque Discoplay cerró. Aún así, guardo algún catálogo original de recuerdo, pues pasaba horas y horas mirándolos, pensando cuando conseguiría esos discos, y por supuesto, como dicen Gigatrón en la letra de su versión paródica de Bon Jovi “Livin’ On A Prayer” (rebautizada como “Grábame el de Slayer”), muchos discos que nos grabábamos en cassette luego le pegábamos la caratula del Discoplay, de una forma elegante; también conservo algunos cassetes así. Discoplay nos culturizaba, porque descubríamos las discografías de nuestros artistas favoritos gracias a él, era nuestra fuente de información musical entonces.

    Finalmente, también guardo un pequeño Rock diploma acreditativo que regalaron desde la revista, como experto musical por el buen criterio elegido. Grandes tiempos y grandes recuerdos para la música, sin duda…

    • Recorte de la portada en el cassete enero 8, 2018

      Yo también pegaba el recorte del disco anunciado en Discoplay en la tapa del cassete grabado. ¡Grande, Discoplay!

  5. Fan de Discoplay noviembre 23, 2017

    Recuerdo desde la segunda mitad de los 80, esperar con ansiedad la llegada del BID. Los que vivíamos en provincias (norte de Córdoba, en mi caso) era nuestra ventana con la música del momento. Después, a finales de los 80, me fui a trabajar a Madrid y recuerdo con gran cariño que el viernes por la tarde, era mi visita obligada a “Los sótanos”. Mi discografía aumentaba al igual que mis ahorros disminuían. Tiempos aquellos…

  6. Mis primeros vinilos eran de Discoplay noviembre 23, 2017

    Recuerdo a finales de los 80 cuando los mayores bajaban a la calle con su catálogo de Discoplay para hacer un pedido grande entre todos y así repartir los gastos de envío, jeje.
    Conseguí que me dejarán pedir algo a mí.
    Creo que lo primero que pedí fué un vinilo de Scorpions, “Fly to the Rainbow”.
    Luego ya me hice yo subscriptor y deseaba recibir el BID para ver qué había. Creo recordar pedir tambien algún póster para mi habitación.

    Un saludo a todos lo que hicieron aquello posible.

  7. La mayor parte de mi colección de vinilos sigue siendo Made in Discoplay noviembre 23, 2017

    Andaba yo con 16 años y quería que mis padres, aquel diciembre de 1989, me regalaran un tocadiscos. La verdad es que andaban reacios a hacerlo, pero un par de meses antes de Navidad, por medio de un amigo del instituto, me hice socio de Discoplay. Poco antes de Reyes, con un dinerillo que tenía ahorrado les hice mi primera compra, el Velveteen de Transvision Vamp.

    Ocurrió que tenía el disco, pero seguía sin tener tocadiscos, así que mis padres se vieron coaccionados a no negarmelo para la noche de Reyes.

    A partir de aquel momento, todo lo que ahorraba de los sábados por la noche, el transporte al instituto, etc. iba destinado a realizar un siguiente pedido y otro, y otro.

    El BID era tan completo que lograba despertar mi curiosidad por muchos grupos anteriores, especialmente, los años 70 y me enriquecí no sólo musicalmente, sino como persona.

    Todavía, a día de hoy, la mayor parte de mi colección de vinilos salieron de Discoplay y no imaginan como añoro su vuelta al circuito comercial.

    Nunca volví a encontrar un sistema de venta por correo que me inspirara tanta seguridad.

  8. Neon Mona by Lili Lakich noviembre 23, 2017

    En mis sueños sigo recibiendo el BID, montones de avisos de Correos y hasta los propios artículos, que caben dentro de un buzón imposible. Cuando un compi del cole me apuntó a Discoplay a mediados del ’83, pensé que aquello no podía ser cierto: un catálogo vistoso, variado, gratis y sin la obligación de comprar periódicamente a Vargas Llosa. Pero lo era: Discoplay transformó mis ahorros de adolescente en discos míticos hasta entonces inaccesibles para mí. Así que lo llevo en el corazón.

  9. Lo mejor de lo mejor noviembre 23, 2017

    Que recuerdos.!!!! Decenas de discos, cassettes y camisetas tengo comprado en Discoplay. Caso diría cientos. Yo también conservaba los boletines donde marcaba con un boli lo que me gustaba aunque por supuesto no me los podía comprar todos.
    Siempre aprovechaba ofertas u compraba varios de cada vez.
    El cartero siempre me avisaba “Tienes un paquete de Discoplay en la oficina” y ya me iba corriendo a buscarlo. A veces compraba para algún amigo. Me encantaba el formato del BID.
    En una ocasión recuerdo que una cassete de Genesis, el Selling England by the pound, me viniera precintado pero sin cinta dentro del cassete y tras contactar con ellos a los pocos días tenía una nueva en casa.
    También fuí de los que compraba vinilos sin tener tocadisco.
    Discoplay culturizó musicalmente a toda una generación.
    Hoy en día ni Amazon ni la FNAC nos dejan esa sensación.
    Gracias Discoplay

  10. José Manuel noviembre 24, 2017

    Fui cliente hace muchos años, recibia cada mes un catálogo por correo. Pero eso ya es historia de los 70 y 80

  11. "Disco Scoop" noviembre 24, 2017

    Recibí el BID por primera vez en octubre de 1988, tras una provechosa visita a la tienda de Discoplay de La Vaguada. Comenzaba una época fascinante en la creatividad musical: la explosión del acid house, el movimiento “madchester”, la llegada de la música electrónica a los grandes estadios, trip-hop, drum’n’bass, grunge, etc. El final de los 80 y el comienzo de los 90 llevan consigo multitud de estilos a cual más fascinante. Y a través de Discoplay, pude adquirir varios LP’s y sobre todo, maxisingles, de esta época de efervescencia musical.

  12. Luis noviembre 24, 2017

    Yo iba a la pequeña tienda que tenían en los Sótanos, luego inauguraron otra más grande al fondo. En la pequeñita recuerdo haber comprado el doble live de los Doors y ante su buen precio pregunté el motivo. Me dijeron que era para que todo el mundo tuviera acceso a la buena música.
    En los sótanos compre mucho, en la torre de Madrid también y al final en la Vaguada.
    También recuerdo el bid que me acompañó en la mili en Ceuta allá por 1976.
    Sois la base de mi afición por los discos y la música.
    Gracias

  13. Discoplayer noviembre 24, 2017

    En casa tengo todavía algunos ejemplares de BID, de los 80 y principios de los 90.

    El primer fanzine que llegó a casa si no recuerdo mal fue uno con la portada de Amadeus en 1985 y a partir de ahí cada vez que llegaba era una fiesta: cada miembro de la familia (4) elegía un producto y lo pedía, sobre todo vinilos .

    En Canarias había tiendas pero el Discoplay era especial, te enterabas de las novedades, había camisas, banderas, calendarios, cintas de cassette, vhs y por supuesto vinilos.

    Más tarde cuando fui a madrid por primera vez, fue obligada la visita a los sótanos de gran vía, tengo un gran recuerdo de ello.

    Ya no es lo mismo con internet, mp3, etc es todo más frío, -aunque aún existen tiendas con ese espíritu-, en parte se ha perdido esa ilusión, esa alegría cuando llegaba tu pedido a casa.

    Ahora le pongo a mi hijo esos vinilos, algunos conservan el plástico de discoplay (acdc, skid row, dio…) y cada vez que los veo me emociono al ver lo rápido que pasa todo.

    Gracias discoplay por culturizarnos en los 80!!!!
    C.

  14. Discoplay desde que nací! noviembre 24, 2017

    Siempr tengo el recuerdo de los primeros discos que pedía mi padre en el catalago de discoplay, la ilusión de recibirlo en casa. Una pena que desapareciese ! Que vuelva pronto!

  15. De siempre noviembre 24, 2017

    Desde el 84 hasta su cierre fui fiel cliente. Recuerdo los VHS, las camisetas, los libros y los vinilos que pedí y también la llegada del CD. Curiosamente, cuando El Pirata hacía un programa desde su casa cada tarde- justo antes de fichar por Rock FM- fui yo el que le dí, a través de los comentarios de la web, la noticia del fallecimiento de Emilio. La confirmó y le dedicó unas bonitas palabras. Ojalá regrese pronto tan mágica tienda.

  16. Recuerdos noviembre 24, 2017

    Todos los meses cuando sabía que estaba a punto de llegar, el buzón era el lugar que rondaba con mis 14 años llenos de deseos de escuchar música. Recuerdo que recortaba los discos y que los pegaba en folios, haciendo fichas. Recuerdo discos de grupos que desconocía como Boston, Nazareth, o AC/DC y que poco a poco fui siguiendo. No fue hasta más tarde cuando acabe la mili y encontre trabajo cuando no escapa mes sin alguna compra en Discoplay. Esos boletines que nos llenaron tantos huecos, que todos los amigos querían recibir. Ni habia Amazon ni internet, ¿quien los necesitaba? El cartero traia el paquete que nos hacia felices, con discos de esos que marcan una época

  17. Gracias, Emilio noviembre 24, 2017

    Emilio Cañil solo sabía trabajar con rigor, entusiasmo y generosidad y a los artistas del folk nos trataba con especial delicadeza. Discoplay era la tienda en que más discos vendió Nuevo Mester de Juglaría.

  18. Mi fuente noviembre 24, 2017

    Una de mis fuentes habituales por su gran catálogo.

  19. Mi primera cinta de casette noviembre 24, 2017

    Yo vivía en un pequeño pueblo de Lugo en los 80. Mi hermano recibía el BID todos los meses y para mi que era un canijo de aquella, era el momento mas esperado del mes. Poder revisar página tras página, discos, cintas, pósters. Para mí que vivía en medio del monte todo aquello me parecía como de otra galaxia. Con ayuda de mi hermano compré a través d el BID “MI PRIMERA CINTA” Era una cinta que venía con un libro-juego “El gran libro de los juegos Pitufos”
    La cinta aún la conservo.
    Gracias Discoplay por aquellos días!

  20. gracias por enseñarnos la musica noviembre 25, 2017

    gracias a vuestra revista nos hicimos mis amigos y yo, con una buena coleccion musical, y ademas cuando ya la habiamos reventado a ver ,con las fotos de las portadas nos haciamos chapas caseras, a la gente les gustaban y les deciamos donde las podiaan conseguir en poco tiempo, todo nuestro alrededor eran de BID. muchas gracias por hacercarnos la musica a unos chicos de barrio

  21. TENGO MUCHOS NUMEROS TODAVIA EN CASA noviembre 25, 2017

    Yo todavía tengo bastantes números de la revista en casa. Ahí compré de todo… Discos, camisetas, chapas….
    Mis primeras 800 pesetas me las gasté ahí en el LP “BACK IN BLACK” de mis ídolos ACDC. De BID es toda mi discográfia en vinilo de ellos

  22. De los 70 noviembre 25, 2017

    Qué rabia, los boletines que yo tuve fueron de los 70 y no aparecen en la página. Ni que decir tiene que yo también usaba los recortes de las portadas de los discos para portadas de cassettes…

  23. Qué tiempos aquellos noviembre 25, 2017

    Era la ostia cada vez que llegaba al buzón….Echar una ojeada a las novedades, pensar que pillar….la de grupos que descubrí gracias al BID….Y por supuesto, yo también aprovechaba los recortes de las portadas hasta para decorar los clasificadores del insti…buenos tiempos aquellos!!!!!

  24. DESDE 1990... noviembre 26, 2017

    Recuerdo haberme dado de alta para recibir el catálogo desde los tempranos 90, coincidiendo con el Boom del Hip-Hop en España. He hecho cientos de compras principalmente de música de dicho estilo y de Heavy Metal durante años. Cuando BID se acabó se me hizo muy raro no volver a recibir el catálogo. ¡Se os echa de menos!

  25. Podía volver noviembre 27, 2017

    Mi primera compra fue en 1979 el single Da Ya Think I’m Sexy de Rod Stewart y el de Los Bravos – Black is Black que o se seguía reeditando o había un gran stock. Aún tengo algunos BID de los 80 y de mediados de los 2000. Los pedidos tardaban por lo menos 1 mes en llegar, siempre esperando al cartero hasta que aparecía con la caja de cartón bajo el brazo…
    No entiendo bien la desaparición de Discoplay (OK con lo de la música a través de internet y las descargas ilegales) pero otros distribuidores como Amazon, Junorecords o Ebay venden millones de discos al día. De hecho yo he seguido y sigo comprando vinilos y CDs cada semana o como poco cada mes.

  26. Todos los catalogos noviembre 27, 2017

    Yo tengo una gran colección de discos de vinilo y yo creo que casi el 70 por ciento los compre en discoplay, era algo especial cada vez que recibía el catalogo bid siempre comprando y esperando el paquete con ansiedad, mirando el buzon todos los días para ver si había venido el recibo de recogida. Por cierto aun conservo todos los catálogos de discoplay desde diciembre de 1979 hasta su desaparición, si alguien esta interesado en ellos ,que haga una buena oferta a ver que pasa…

  27. Muchos, muchos vinilos comprados noviembre 27, 2017

    Yo también compré muchos vinilos, y uno que recuerdo con satisfacción fue, rebajado (en aquellas rebajas que cada día estaba más rebajado), el de Rodrigo García, que me salió baratísimo (no recuerdo cuánto). Y ahora está descatalogado. Ni que decir tiene que lo guardo con especial delicadeza.

  28. Jozzepp noviembre 28, 2017

    Aún tengo muchísimos boletines de recuerdo.
    Compré cientos de vinilos, cassettes, chapas, camisetas, libros…..era una ilusión mensual y me acerco al arte desde mi casa.
    Mil gracias BID.

  29. Que gran Noticia noviembre 28, 2017

    Os conocí a través de mi profesor que era cliente vuestro allá por el año 86,mi primera compra fue el Casette de Gabinete caligari Camino Soria a través de los años fueron muchísimas compras hasta que casi darme cuenta os perdí hasta el día de hoy sin tener noticias vuestras

  30. The B.I.D.´s return! noviembre 28, 2017

    La conocí tarde, pero también sucumbí a su encanto. Algunos amigos y yo, allá por 1.990, llegamos a pedir algunas camisetas de Heavy Rock y cintas, todo por carta o teléfono… y la espera era un tremenda ilusión. Luego emergió internet y su negocio online, tiendas TIPO… y ya no supe más de DISCOPLAY, pero me encantaría que volviera a ese formato de música, ofreciendo discos de Rock Metal y demás, jeje. Os animamos a ello, seremos cliente. The B.I.D.´s return!

  31. Al final de este viaje noviembre 28, 2017

    Lo primero q pedí fue el inolvidable, Al final de este viaje de Silvio (año 78). Cuando estuve en Madrid en el 80 fui hasta Los Sótanos para conocerlo y me llevé un cartel horrroroso de regalo para un amigo. Todavía me acordé de Discoplay este año hablando con una amiga.

  32. BID GRACIAS!!! noviembre 28, 2017

    Yo solo quiero decir que el BID ha formado parte de mi vida igual que en su dia tambien lo fueron Joaquin Luqui o Jordi Tarda,personas a las que sin ellas no hubiera conocido la musica.

  33. Violín Discoplay noviembre 28, 2017

    Tengo un violín desde hace años, y al leer esta historia de Discoplay, he recordado que lo compré en la revista. Ahora sé que se trata de uno de esos instrumentos rusos que se compraban con los rublos procedentes de las ventas de discos allí.

  34. Me encantaba llegar a casa del instituto y encontrar la revista noviembre 29, 2017

    Compraba todos los meses, en mi adolescencia.
    La primera cinta que compre fue blackout de scorpions

  35. Nostalgia noviembre 29, 2017

    ¡Qué nostalgia! Conocí Discoplay en el colegio, me dijeron unos amigos si me interesaba algo, por compartir gastos de envío. Era el año 78, seguí comprando hasta que desapareció. En el 88 en un viaje a Madrid conocí la tienda de Los Sótanos y aún volví alguna otra vez. El BID fue mi maestra en el descubrimiento de la música.

  36. Discoplay For Ever noviembre 30, 2017

    Dire Straits, Everly Brothers, Rod Stewart, Stevie Ray Vaughan, Jimmy Hendrix… Son sólo algunos de los artistas de los que adquirí LP’s que, junto a otros compañero del insti, forofos de la música, y para correr juntos con los gastos de envío, compré en “el Discoplay” en las horas del recreo, allá por finales de los 80… Que gratos y buenos recuerdos

  37. suerte noviembre 30, 2017

    fuisteis mi biblioteca de referencia en rock y heavy tanto de lo que salia mas nuevo como de los clasicos durante muchos años.suerte en la nueva andadura

  38. RECUERDOS... noviembre 30, 2017

    Aún conservo vinilos con el plástico vuestro, de Discoplay… Compraba vinilos, vídeos VHS de conciertos (el “A por ellos…, de Loquillo, por ejemplo), camisetas, ropa, etc…
    Me encabtaba recibir el boletín y recoger el paquete en Correos todos los meses era una de mis mayores ilusiones….!!!
    Gracias por tanto y tan bueno…!!

  39. Grandes recuerdos diciembre 1, 2017

    La primera vez que visité la tienda de los sótanos de gran vía fué con unos 16 años, me compré las camisetas de ante todo: mucha calma(siniestro total), la de toreros muertos y god save the queen de Sex Pistols, que recuerdos y cuantos discos me compré a lo largo de los años.

  40. en Tarragona diciembre 1, 2017

    muchos de los discos de mi colección fueron comprados en discoplay. yo vivía en Tarragona y era la única forma de conseguir mucha música que allí no llegaba. entre ofertas y otras cosas, siempre tenía que hacer selección para no dejarme la paga.

  41. Divulgación cultural musical diciembre 2, 2017

    Creo recordar que fui cliente de Discoplay desde mediados de los 70 hasta su cierre. Por aquel entonces yo era un quinceañero. Cada vez que recibía el boletín lo exprimía con mucho detenimiento para sacarle todo su jugo musical. Por aquel entonces vivía en el norte de Tenerife, y tan solo habían tres tiendas de discos, por lo que compraba mucho en Discoplay, vinilos, cassettes, camisetas, CD, etc. Creo que aún han de quedar algunos BID en casa de mis padres. Guardo muy buenos recuerdos de Discoplay, desde esperar con ganas el nuevo número del boletin y la espera interminable de recibir el pedido en las Islas Canarias, (que tardaba lo suyo). Muchos de los LP’s que tengo aún tienen el plástico protector de Discoplay.
    En aquellos años, que no existía internet, Discoplay realizó una labor cultural musical fundamental, ayudando a la divulgación y facilitando la compra desde casa.

    Manuel Méndez
    mr.Kangrejo
    http://www.facebook.com/mr.Kangrejo

  42. Desde Murcia diciembre 2, 2017

    Conservo como oro en paño los boletines de discoplay. A veces los saco y amplio mi colección releyendolos una y otra vez. Me dio tristeza cuando cerró. Fue y será parte de mi historia y de este país. Ojalá volváis y con fuerza. Este país necesita salir de tanto ritmo reguetonero y vosotros sois clave para volver a difundir la música de ayer hoy y siempre.

  43. Desde granada diciembre 3, 2017

    Empeze en 1983 más o menos con todo lo relacionado con el heavy metal discos camisetas parches libros etc una pasada.cuando salia del colegio iva corriendo a ver si estaba en el buzón de correos de mi casa una pasada se te hecha de menos

  44. LOS DIPLOMAS BID diciembre 4, 2017

    Yo tengo 2 diplomas BID que me otorgaron allá por los 90’s en los que se me catalogaba de Experto Musical por la calidad y buen criterio musical demostrados a través de los títulos adquiridos en la empresa pero nunca me dijeron para que servían ni que fin tenía otorgar aquellos diplomas, el último vino en 1995 y desde entonces no volvieron a mandar ninguno más. Fue todo un misterio recibir aquellos diplomas y por ahí los tengo puestos acompañando a algún cuadro de algún poster de mis ídolos del rock…

  45. De hermano a hermano diciembre 5, 2017

    Seria una premonición, Hace pocas fechas después de un concierto, hablando con mi pareja, le pregunté si ella se acordaba de recibir el BID… Y se lo recordé. Yo siempre estaba pendiente de recibirlo, y anteriormente mi hermano que me inscribió. Me encantaba ojear la revista entera, y cuando podía, pedir cosas y esperar con ilusión a correos para recibirlas. Desde discos de distintos estilos hasta mi sudadera de Roxette…

  46. Parece que han pasado siglos... diciembre 7, 2017

    Madre mía… parece que fue hace tantos años… Yo conocí Discoplay por amigos, y mis primeros pedidos fueron a través del catálogo de uno de ellos. Luego comencé a pedir yo a principios de los 90. Buena parte de mi discografía se adquirió en Discoplay… Qué tiempos, cuando se podían adquirir discos de calidad a precios fantásticos.

  47. Xavier Turon diciembre 8, 2017

    Todavía conservo algunas revistas-catalágos, es con discoplay cuando empezé comprando casetes, vinilos y más tardes Cds. Grandes recuerdos, ansioso que llegara la revista y mas tarde los pedidos. El cliente era mi hermano mayor.

  48. PACO BARNA diciembre 8, 2017

    Yo amaba la discoplay,de hecho tengo todavia algunas de ellas guardadas,fui socio desde el 81 con 11 años y era como muchos dicen un deseo que llegara cada mes y ese vicio que tenia de pedir siempre algo,decorar con ella los cassetes que tengo tambien alguno,en fin todo un amor de boletin para comprar lo que mas nos gustaba.

  49. El ave Phoenix diciembre 8, 2017

    Desde Elgoibar, Gipuzkoa, varias cintas compradas y otros artículo. Que años aquello de EGB deseando ver la revista en casa.
    Ánimo, y vosotros como el ave Phoenix, que resurge de sus cenizas!!!

  50. Ritual diciembre 10, 2017

    Debería de volver la publicación , era todo un ritual recibirla y repasarla con toda atención , algunas veces era difícil decidirse , en aquellos tiempos el presupuesto era el que va de un adolescente a un joven con sus primeros ingresos , pero siempre estaba aquel disco o aquel libro que esperaba……. Gracias por aquellos años de ilusión…….

  51. obsesion diciembre 11, 2017

    lo mio era obsesion con la revista,la verdad es que la extraño,ojala volviera

  52. Uno de los mejores recuerdos de mi adolescencia diciembre 11, 2017

    La primera vez que vi el boletin, fue en un recreo de 6º EGB. La trajo un amigo, ese que el que intercambiabas cassettes cada semana… Me suscribí y desde entonces, deseaba que llegara cada mes para ojear las novedades, y hacer pedido, si la paga semanal lo permitía. Los precios eran geniales.
    Recortabamos incluso las caratulillas para decorar los cassettes!
    Deje de hacer pedidos y al tiempo de recibirlo, cuando abrieron tienda física en Pza de Uncibay en Málaga.

  53. Trabajador de discoplay diciembre 11, 2017

    Yo fui trabajador de discoplay y fue mi primer y mejor trabajo

  54. Carlos Rodríguez diciembre 12, 2017

    En ciudades como León, donde no había una gran oferta de tiendas especializadas en música, Discoplay resultaba esencial para poder adquirir música que de otra forma nunca habría llegado a nustras manos. Recuerdo que, entre otros muchos, compré el álbum “Supersession”, de Al Kooper, Mike Bloomfield y Stephen Stills, allá por año 1978 o 79. También compré “A love supreme”, de John Coltrane, o el “Love, Devotion, Surrender”, de Carlos Santana y Mahavisnu John McLauglin… Todavía los conservo

  55. Juanra diciembre 13, 2017

    ¡Me encantaba recibir el boletín! compré un montón de de discos. Y a veces lotes sorpresa baratísimos. Bueno, de esos mejor ni hablar 🙂
    Ay, qué recuerdos…

  56. LUGAR MAGICO diciembre 16, 2017

    Entrañable recuerdo de mi infancia, adolescencia y juventud. Cada mes esperaba impaciente el boletín de discoplay, compré muchos discos allí y camisetas. todavia recuerdo mi priemra cassete comprada en discoplay Kiss -Dinasty. Algunas veces me pasaba por la tienda de la gran vía, era como visitar un lugar mágico lleno de música.

  57. Novedoso diciembre 20, 2017

    No había internet era lo más de lo más ver que el cartero te traía la revista abrirla y ver todas las novedades, las súper camisetas me encantaba

  58. Referente musical diciembre 24, 2017

    Recuerdo una de mis primeras cassettes comprada en la tienda de Bilbao; Metal Heart de Accept (1985). Anteriormente compré por ejemplo “Piece of Mind” de Iron Maiden, “Powerslave”… Catálogo donde además de comprar estabas al día de los discos y grupos que había en el mercado. Era todo un lujo disponer de él en una época sin internet. Grandes recuerdos, sin duda.

  59. Experto Musical diciembre 25, 2017

    Quizá fuese por lo que compraba, cantidad o calidad, no lo sé, quiero creer que lo segundo, pero me enviaron un diploma con mi nombre que ponía : Experto Musical. Jajajajaja, qué ilusión me hizo!! Donde andará ese diploma… Lo puse en la cabina del pub donde pinchaba temazos de Pearl Jam, Nirvana, Soundtrack Gardenia, Ocean Colour Science…que tiempos. Gracias Discoplay

  60. nostalgia diciembre 26, 2017

    Recuerdos nostálgicos de la recepción del boletín en casa, los pedidos y recepción de los mismos y, por supuesto, la visita a los sótanos de gran vía, impregnados de ese aroma inconfundible que desprende la música. Fuí, soy y seré siempre fan de discoplay.

  61. ALEGRIA diciembre 29, 2017

    Donde compraba los discos ya que en mi pueblo no había tienda de discos , si querías tenias que bajar a Zaragoza pero era mas sencillo con la recepción del boletín .
    Conservo aun boletines que encuaderne para conservarlos mejor

  62. Carlos enero 1, 2018

    Esperar al cartero primero revista y luego pedido, aún tengo muchos boletines, y camisetas aún sobreviven y cassettes, todos

  63. Un boletín necesario... Gracias!!!! enero 2, 2018

    Lo que comentáis todos y todas…

    Discoplay nos educó musicalmente a muchos y muchas, que ampliamos fronteras musicales gracias a las tiendas (reconozco que nunca las visité -vivo en A Coruña-, lo que me apena, pues debían ser tremendas), o a su boletín.

    Recuerdo hacer varios pedidos. Uno de los primeros -en el instituto- fue una camiseta de Metallica, de And Justice…, la de las 4 caras por delante. Resistió hasta que me la birlaron, años después, en perfecto estado.

    Recuerdo esperar al cartero, trayendo las revistas y luego los pedidos (oye, David, que no entra en el buzón!!) suponía un placer (qué nervios!!). Todavía conservo algún número, “como oro en paño”.

    Ninguna otra tienda a distancia me dio tanta confianza (incluso ahora, con las online).

    Desconocía -o borré de la memoria- el interesante trato al que llegaron con los rusos. Me parece muy interesante -me repito- y clarificador de la actitud (y aptitud) de Emilio.

    Sólo queda darle las gracias, por abrirnos las orejas y, de paso, las mentes.

    Si Discoplay volviera a abrir las puertas, no lo dudaría.

  64. Toda una vida enero 2, 2018

    Muchos, muchos LPs y maxis, sobre todo. Recuerdo que me equivoqué en una referencia y por error (mío al pedir) me enviaron un disco de OMD en lugar del POWERSLAVE de los Maiden!

  65. EL MEJOR CATALOGO DE MÚSICA ESPAÑOL enero 5, 2018

    Yo fuí cliente de Discoplay durante muchos años, devoraba el catalogo BID. Viví un tiempo en Madrid y era un habitual de la tienda de la Galería Los Sótanos. Allí conoci a muchos artistas que pasaban para la firma de autógrafos y que luego se dejaban caer por otra mítica revisa y programa de radio, El Gran Musical. Uno de los que más me impresionó fue Ian Dury que me firmo un autografo. Conservo muchos vinilos comprados en Discoplay. Recuerdo comprar LP´s desde 25 pesetas hasta 1 peseta. Un disco de Kraftwerk, me costo diez pesetas, descobría este grupo que posteriormente compre otros LP´s suyos. Bellos recuerdos y un honor poder compartir esta experiencia hoy. Dalmy Gascón

  66. Cuánto vinilo!!! enero 6, 2018

    Como casi todos los anteriores estaban siempre esperando el BID. Lo malo llego cuando empecé a trabajar cerca de la tienda… ruina total. Echo de menos aquella forma de comprar, aunque lo de ahora sea más rápido…

  67. Que recuerdos..... enero 7, 2018

    Cientos de miles de pesetas me he dejado yo,mis hermanos y amigos y conocidos a los que hacíamos el pedido conjunto, hasta empleados compañeros de empresa donde curraba se apuntaban a que les pidiéramos discos y de todo, al final vendían hasta muebles, desde principios de los setenta, vinieron a mi casa a ofrecerme la revista iban puerta a puerta y mi hermano mayor se apuntó, yo tendría 5 o 6 años…..

  68. Jose real enero 7, 2018

    Esperaba ansioso en mi buzón el BiD para surtirme de discos y camisetas de los Maiden, Ac/dc, Metallica y otros

  69. ¡Cuánto miraba esos catálogos! enero 8, 2018

    Yo era un chaval y miraba las portadas de los discos miles de veces, intentando imaginar qué música contenían, porque mi cultura musical, y mi presupuesto, eran muy escasos. Volviendo a ver ahora los catálogos en la web creo que era una selección muy buena la que se ofrecía.

  70. Fabulosos80 enero 8, 2018

    Recortábamos las fotos de las portadas de los discos del Discoplay y las pegábamos en nuestras casetes grabadas, jajaja.

  71. Recuerdos enero 13, 2018

    Viendo las portadas de los BID y recordando la fecha en la que conocí a un ex-amigo yo debí entrar a formar parte de los clientes de Discoplay en el 1989 justo al entrar en el instituto. En aquel entonces tenía yo 14 años. Me había gustado la música desde niño, de hecho nací en el 76 y en el 79 yo ya le pedía a mis padres con apenas tres años los discos anunciados en la tele como los rescopilatorios de la música disco tipo Epic o La Gran Premier o aquellos dos discos llamados ¡Bang! ¡Bang! cuyas primeras copias eran en vinilo verde y amarillo para coleccionista (que aún tengo). […] Antes de BID mis compras eran limitadísimas, alguna tienda de discos, Continente (ahora Carrefour) y a base insistir mucho, pero con el BID tenía la tienda en la casa, y me pasaba horas soñando con que podría pedir cuando juntara el dinero y viendo el catalogo mil veces. Los guardaba todos, aunque después de unos cuantos años tuve que tirarlos por falta de espacio, aunque aún guardo los anuarios que de vez en cuando publicaban.

    Guardo aún el diploma como experto musical junto a mis títulos académicos como si de un título más se tratara.

    Realicé pedidos de discos principalmente pero también de los lotes sorpresas en los que no sabías que te iba a caer por tal de ampliar mi colección como fuese, ya que siempre he devorado todo tipo de música.

    Guardo absolutamente todos los discos en todos los formatos desde el cassette al minidisc pasando por el cd, los vinilos de 7”, 10” y 12” pulgadas o alguno más raro como shape cds o picture disc… que han pasado por mi vida, bueno los míos y los de todo aquel que me ha dejado su colección y sumado a la mía. Actualmente tengo unos 3000 discos comprados en todo tipo de sitios pero muchos de ellos fueron comprados a Discoplay a través del BID y luego algunos más a través de la web, lo sé porque aún guardo junto a ellos los albaranes de compra.

    He querido compartir con vosotros estos recuerdos, en los que seguramente os reconocéis más de uno porque parece que las cosas se pierden con el tiempo y que sólo unos pocos nos acordamos. (Por ejemplo la revista de naturaleza Natura parece haber desaparecido del mapa, no existe la menor información sobre ella, incluso le escribí al editor y me contestaron que no disponían de la información ¿?!).

    Ah como página web dejo el enlace a parte de mi colección que tengo puesta en la magnífica web discogs.com por si alguno quiere curiosear.

  72. Discoplay 2.0 enero 16, 2018

    Que grandes recuerdos…que ganas de que llegara primeros de mes y recibir el Discoplay…ojala algun dia vuelva.

  73. GRACIAS DISCOPLAY enero 17, 2018

    Cuántos cassetes me habré comprado en Discoplay!!! Desde el año 84 aproximadamente, que fue cuando me inscribió un amigo. Qué ilusión suponía ir a recogerlos a correos, jeje. Casi todos los meses compraba algo y gracias a ellos, pues aquí en Cádiz las tiendas de discos tenían lo comercial y poco más, pude conocer y disfrutar de la música, razón por la cual agradeceré eternamente a DISCOPLAY su labro. Cuando hice la mili, recuerdo haber ido a la tienda de Madrid y era poco menos como ver la Torre Eiffel o algo así, qué emoción sentí. Lo dicho: muchas gracias a Discoplay por todo lo que me dió.

  74. Finales del 83, una frontera. enero 18, 2018

    La visita a Discoplay en Los Sótanos era “obligada” cuando aún no vivía en Madrid e íbamos a ver a “los abuelos” 3, 4 o más veces al año, y estaba suscrito al BID. Luego, ya viviendo en Madrid, fui bastantes veces.

  75. Un negocio, sí, pero imprescindible. enero 19, 2018

    Comprador compulsivo de discos, fui cliente primero en los Sotanos de Gran Vía y después en La Vaguada. Mi última compra fue un doble en directo de Clapton y una camiseta, lo recuerdo perfectamente.
    Pocos hicieron tanto por la difusión de la música y la cultura en este país. Era un negocio, claro, pero de esos imprescindibles.

  76. Un negocio, sí, pero imprescindible. enero 19, 2018

    Comprador compulsivo de discos, fui cliente primero en los Sotanos de Gran Vía y después en La Vaguada. Mi última compra fue un doble en directo de Clapton y una camiseta, lo recuerdo perfectamente.
    Su nombre pertenece sin duda al acervo sentimental de tantos veteranos escuchantes, pues pocos hicieron tanto por la difusión de la música y la cultura en este país. Era un negocio, claro, pero de esos imprescindibles.

  77. Buenos recuerdos enero 19, 2018

    Aun tengo las paginas de los anuncios de los discos de Ole Ole,mi grupo favorito,donde regalabais una visera con “Los caballeros las prefieren rubias” y un poster con “Cuatro hombres para eva”. Compre montones de discos entre 1987 y 1995

  78. Gracias, Discoplay enero 24, 2018

    Fui cliente durante los años 90 desde Gran Canaria. Mientras esperaba la próxima revista ojeaba la del mes de arriba-abajo. Y casi a cada mes hacía algún pedido. Especialmente música, claro está, pero también compré torres para cds y otros artículos. Lástima que ya no conservo ninguna revista.

  79. Buenos recuerdos enero 28, 2018

    Fui cliente desde 1983.aún recuerdo el primer cassette que compre era de siouxie . Todavía conservo unos cuantos boletines

  80. Encantado con discoplay enero 29, 2018

    Mi primer vinilo comprado en discoplay fue a finales de los 70, en mi adolescencia. A partir de ahí vinieron muchos más. Je, je, la carpeta del instituto, y luego de la facultad, la llevaba llena de recortes de discos del boletín. Muy buenos recuerdos.

  81. Correos marzo 23, 2018

    Aveces el dinero no lo es todo
    Y los avisos tampoco.

Dejar una contestacion

© 2018 DISCOPLAY